Melodrama

Fotografía por Cristina Pizzuto

Si hay algo que quiero conservar del 2017, son las faldas estilo “plated” . Creo que esta prenda, que recientemente hizo un comeback desde la tumba,  es muy versátil. La puedes usar en casi cualquier estación del año, usarla para un look formal o algo mucho más casual y relajado.

La forma más fácil de usar este tipo de faldas es con un top de colores neutrales y un par de tacones clásicos, pero para este outfit en particular quería intentar algo diferente. Para empezar usé una falda que tiene distintas tonalidades de azul y decidí usarla con un bodysuit de un color que contrastara, en este caso elegí uno color amarillo con detalles en negro y como accesorio una bolsa Chanel. Para hacer que el look se viera formal utilicé mis tacones favoritos (del momento) que conseguí en Zara hace unos meses y como hacía un poco de frío complete el look con un saquito negro. Después de todo eso, aún sentía que le faltaba algo al outfit, por lo que lo complete con una cachucha azul (es mercancía oficial del último disco de Lorde, ustedes saben que la amo).

Tengo que admitir que los zapatos son una parte muy importante del outfit, porque en ellos está la diferencia entre un look casual y uno mas stylish. Cuando los vi en la tienda por primera vez, sabía que tenía que tenerlos, pero también me daban la impresión de ser bastante incomodos por ese tacón tan delgado que tienen, lo extraño es que la primera vez que los usé fue para un evento que duró aproximadamente 8 horas, los tuve puestos TODO el día y sorprendentemente pude aguantar en ellos… resulta que no son tan incómodos como pensaba.

Tal vez reconozcan este top de mi post de favoritos del 2017. Me acabo de dar cuenta de que las prendas que más compro son statement pieces, en otras palabras, prendas bastante llamativas que son mucho más difíciles de incorporar en outfits del diario, por lo que uno de mis propósitos para el 2018 es dejar de enfocarme tanto en esas prendas e intentar agregar a mi closet prendas más neutrales y fáciles de incorporar con otras cosas.

Lo mejor de los bodysuits es que se quedan en su lugar en todo momento, no es como las camisas que crean una especie de “bulto” cuando quieres lucirlas fajadas con una falda o unos skinny jeans. En mi opinión, los bodysuits son un must para este 2018.

El saco negro me recordó mucho al estilo que Olivier Rousteing le está dando a Balmain, por lo que simplemente tenía que tenerlo. Es algo muy diferente a lo que tengo en mi closet y creo que se puede incorporar con facilidad en cualquier tipo de outfit.

Mi nueva obsesión son los lentes de sol redondos, sinceramente fue amor a primera vista. Los que estoy usando son de una de mis marcas favoritas, Ray Ban.

Decidí mantener los accesorios muy simples porque ya había demasiados elementos en este outfit, entonces solo utilicé mis anillos favoritos y omití los aretes.

Después de estar buscando las locaciones perfectas para tomar estas fotos en esos tacones con mi amiga y super talentosa fotógrafa, Cristy, encontramos un lugar perfecto para descansar un momento y platicar. Dos horas después nuestra conversación aún no había terminado, el tiempo vuela cuando estás hablando de algo interesante. Me sigo riendo de la cara de los meseros cuando pedíamos cambiarnos de mesa cada cinco minutos porque queríamos encontrar el mejor lugar para tomar fotos dentro del bistro. Ese día me tomé la taza más grande de matcha latte que he visto en mi vida.

¿Qué les gustaría ver en el próximo post?

Compra el look

CONTRASTING SOCK-STYLE HIGH HEEL ANKLE BOOTSASYMMETRIC RIBBED SKIRTSOFT-TOUCH HIGH NECK T-SHIRT

 

 

Sígueme
Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *